Cuando todo esté en orden

Cuando todo esté en orden

Referencia: DT37787
DT37787
8436027570226
Ficha técnica
País: España.
Formato: Dvd.
Intérpretes: Antonio Dechent, Cristina Plazas, Daniel Guzman, Mario Zorrilla, Miguel Rellan, Santiago Ramos.
Año: 2002.
Director: Miguel Santesmases.
Género: Drama.
Duración: 98 min. aprox.
Idiomas: Castellano.
Subtítulos: Inglés.
Calificación Moral: Autorizada a todos los públicos.
Nº de Discos que contiene: 1.
Descripción:

Ignacio y Pablo son padre e hijo. El primero tiene cincuenta y cinco años, y el segundo está cerca de la treintena.

4,95 €
Impuestos incluidos
 En Stock

Descripción

Ignacio y Pablo son padre e hijo. El primero tiene cincuenta y cinco años, y el segundo está cerca de la treintena. En los últimos meses ninguno de ellos ha vivido en la casa familiar en la que los dos fueron los únicos ocupantes, Ignacio porque emigró a otra ciudad en busca de empleo; su hijo, porque ingresó en un centro de desintoxicación. La casualidad quiere que padre e hijo regresen al pueblo el mismo día. A Ignacio, en su nueva empresa, le han jubilado anticipadamente y se ha quedado sin excusa para prolongar su ausencia del pueblo y de lo que fue su casa familiar. A Pablo, por su lado, le han dado el alta en el centro y, a partir de ahora, podrá seguir su tratamiento en el ambulatorio del propio pueblo.

 

Año: 2002.
Director: César Martínez Herrada.
Intérpretes: Santiago Ramos, Daniel Guzmán, Miguel Rellán, Cristina Plazas, Mario Zorrilla, Antonio Dechent, José Luis García Pérez, Alicia Mohino, Manolo Solo, Julián Villagrán, Celeste Rodríguez.
Calificación Moral: Autorizada para todos los públicos.
Duración: 98 min. aprox.

  

Contenidos Adicionales:

    - Menús interactivos.

    - Acceso directo a escenas.

  

IDIOMAS: Dolby Digital 2.0: Castellano.

SUBTÍTULOS: Inglés.

MENÚS: Castellano.

FORMATO: Color - PAL - 1.85:1 - 16:9

Valora el Producto

Sin opiniones por el momento

Escribe tu opinión

Cuando todo esté en orden

Ignacio y Pablo son padre e hijo. El primero tiene cincuenta y cinco años, y el segundo está cerca de la treintena.

Escribe tu opinión